DESOBEDIENCIAS: UNA CAJA DE HERRAMIENTAS

Colectiva 04/04/2019-25/05/2019

Foto: Nicolas Descottes, tots els drets reservats

HERRAMIENTAS PARA LA DESOBEDIENCIA SOCIAL

A lo largo de la historia, las civilizaciones se han organizado con leyes que garantizan un cierto orden social.

Pero el cambio de este orden y la adaptación a las nuevas realidades son parte de la condición humana. Por lo tanto, la desobediencia social se manifiesta de una manera más o menos evidente de forma regular en todas las sociedades.

«Hecha la ley, hecha la trampa»

La desobediencia está muy integrada en nuestra naturaleza, pero casi siempre con connotaciones negativas.

Desobedecer, romper las normas, es siempre una pequeña revolución contra la paz común. Las revolucionarias y los revolucionarios son considerados como criminales por medio de un statu quo que rigen unas clases privilegiadas. Las revueltas populares se expresan a menudo con violencia, aunque a menudo esta es exagerada, magnificada o inventada, para justificar su intervención de «las fuerzas del orden», del inmovilismo. Son incontables los movimientos sociales que han utilizado el pacifismo para cambiar situaciones injustas. Luchas contra el racismo, la xenofobia, en favor de los derechos de las mujeres y de la humanidad; todas ellas entendidas en un principio como un ataque, y asumidas a posteriori como una normalidad.

Esta exposición quiere reflexionar sobre algunas formas utilizadas por la sociedad a la hora de ejercer la desobediencia social, no desde una visión neutral, pero con distancia, sin tratar revoluciones sociales concretas. Una visión global a través de los ojos de artistas comprometidos.

Se divide en 6 partes, tratadas de una manera más o menos fotográfica, debido a la naturaleza de nuestro espacio, dedicado a imagen documental:

Filosofía: pensamiento, cuestionamiento, sin el cual no se puede avanzar de manera lógica. El primer paso para despertar la desobediencia. Esta parte quedará expuesta de manera invisible. Se programarán charlas con filósofos que piensan en temas sociales, que tienen como objetivo el cambio social a través de una reflexión colectiva.

El papel: el apoyo histórico para la transmisión de las ideas, más o menos revolucionarias. Víctima de censura y testimonio del pasado convulso. Magalí Avezou, especialista en publicaciones de artista, autopublications y escenografía del libro, será la encargada de presentar una selección de publicaciones «desobedientes» internacionales.

Fotografía: el medio innegable para denunciar realidades injustas. No es casual que la cámara «dispare». La fotografía se representará a sí misma y mostró el cuerpo humano como el primer territorio de la lucha. Huelgas de hambre, o las presencias físicas en actos de desobediencia. Nicolas Descottes, fotógrafo francés con un trabajo que reflexiona sobre las acciones de desobediencia colectiva y la fuerza visual de estas, dará forma en este apartado.

El teléfono móvil: Tanit Plana, artista visual comprometida en poner de manifiesto realidades invisibles, presenta el teléfono móvil como herramienta democrática para la desobediencia. Un aparato tradicionalmente ligado al control sobre los usuarios y usuarias de este, estigmatizado como un símbolo de consumismo. La relectura de este como una herramienta de denuncia, un testimonio que muestra los abusos de poder de las autoridades y que pone de relieve injusticias. Un elemento de conexión de la sociedad dentro de las redes para concretar acciones de desobediencia y de transmisión de estas.

Inventario de artefactos:  El colectivo Enmedio colabora para aportar un abanico de posibilidades inimaginables que se han utilizado en actos de desobediencia civil y protesta: cubos reflectantes, pancartas, piedras o chalecos amarillos reflectantes.

Canciones:  Canciones protesta, consignas revolucionarias, eslóganes cantados en las manifestaciones. Muchas de ellas han quedado para siempre integradas en nuestra cultura. Letras e himnos que han encomendado a grandes masas de gente a la desobediencia. Podríamos considerar las canciones como una herramienta agitadora para la desobediencia.

Artistas de ámbito local e internacional hacen de esta muestra una visión colectiva, con la voluntad de empoderar al visitante.

 

Actividades complementarias:

7 de Mayo: Musica y Desobediencias

16 de Mayo: Gentrific.action_Charla

22 de Mayo: Textos desobedientes, lectura abierta